¿Quiénes Somos?

La obra de evangelización que emprende actualmente la Comunidad María Mediadora Internacional, en la Arquidiócesis de Manizales, en varias diócesis vecinas y en algunas del exterior, la realiza hace ya más de veinte años. La Comunidad María Mediadora busca contribuir a la labor evangelizadora de nuestra amada Iglesia Católica, en comunión con nuestro obispo José Miguel Gómez Rodríguez  y tratando de ser fieles al llamado que nos hace S.S. Francisco, de emprender la “Confortadora alegría de evangelizar”.

Historia:

La Comunidad María Mediadora tuvo su origen a inicios del año 2002 por la iniciativa de William Zuluaga, laico quien más adelante unió esfuerzos con algunos sacerdotes y laicos de la Arquidiócesis de Manizales. En febrero del año 2003 emprendió diversos procesos juveniles en la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón, barrio Palermo.

El grupo creció en tal dimensión que tuvo que trasladarse al Auditorio del Centro de Evangelización y Catequesis de la Arquidiócesis de Manizales (CECAM), tras contar con la especial acogida de Monseñor Fabio Betancur Tirado (QEPD), quien más adelante gestionó la sede oficial de la Comunidad María Mediadora con la Comunidad Foyer de Charité (espacio ubicado en el barrio Chipre), lo cual facilitó la apertura de nuevos procesos: seminarios, grupos de oración, grupos de niños y niñas, grupos de jóvenes, grupos familiares y formación de líderes.

La Comunidad ha recibido un especial reconocimiento por parte de diversas diócesis y arquidiócesis del país, y fue gratamente acogida por Monseñor Aldo Cavalli, anterior Nuncio Apostólico en Colombia, quien luego de conocer cada una de las labores desarrolladas valoró los esfuerzos por contribuir al fortalecimiento de nuestra Iglesia Católica.

Actualmente la Comunidad María Mediadora, continúa desempeñando su acción evangelizadora en favor de la iglesia católica, en Manizales desde su sede principal en la calle 12 #15-09 Barrio chipre y desde el colegio Instituto Universitario y en Pereira desde su sede principal en el 6to piso del Centro Comercial Bolívar Plaza; focalizando gran parte de su ejercicio pastoral en la promoción de procesos de evangelización en algunas parroquias de nuestra diócesis y del país.

La CMM está constituida como fundación, ante la cámara de comercio de Manizales, en el año 2010; dado que su función principal es atender necesidades socio-espirituales de los niños-as, jóvenes, grupos familiares y comunidad en general que participa de los distintos seminarios; labor que realiza desde la predicación de la Palabra de Dios, llevando a las personas a un encuentro con el Señor Jesús, que permita la renovación parroquial mediante el servicio de cada laico comprometido, en los diferentes ministerios o pastorales.

Espiritualidad: 

La Comunidad María Mediadora es una comunidad dedicada al anuncio del evangelio, en forma procesual por medio de seminarios, utilizando como herramienta los distintos medios de comunicación social; siendo fieles a la palabra de Dios y al magisterio de la Iglesia Católica, enriquecida por la espiritualidad de la Renovación Carismática y la Nueva Evangelización.

Proceso Evangelizador:

La Comunidad María Mediadora fiel a la verdad contenida en la palabra de Dios y al magisterio de la iglesia en todo lo relacionado con los pilares fundamentales de nuestra Fe católica, con un enfoque de Nueva Evangelización, ofrece a los distintos líderes de la comunidad como de las parroquias, un proceso de crecimiento espiritual, integral y sostenible, a manera de proceso evangelizador sistemático que ha sido probado durante estos últimos 20 años, con grupos de niños, jóvenes, adultos, parejas, instituciones; con resultados donde se puede ver el poder y la misericordia de Dios, restaurando personas y familias, tanto en los grupos generales como en los procesos parroquiales; presenciales y virtuales.

A continuación presentamos los ciclos del proceso evangelizador, características, contenidos temáticos, tiempos y recursos disponibles para los líderes en cada etapa del mismo:

Ciclo Inicial:

También se denomina “kerigmático, de iniciación o reiniciación Cristiana”. Allí se da el primer anuncio, que debe suscitar la conversión inicial de los destinatarios y llevar a las personas a un encuentro personal con un Cristo vivo y resucitado, llevando las personas al conocimiento de inmenso amor de Dios por nosotros, pero como el pecado se opone y nos separa del propósito inicial de nuestro creador y como Dios propone una solución a los problemas causados por el pecado, declarando el Señorío de Jesús en nuestras vidas y haciéndonos dóciles a la acción del espíritu santo; tiene una duración entre 9 meses y 1 año y se abordan cuatro seminarios, una vez por semana, durante una hora y media.

 Ciclo Básico:

Las personas que han culminado el ciclo inicial ahora conforman pequeñas comunidades (rhedes) no superiores a doce personas con un líder que los acompañara en esta experiencia de vida comunitaria o de Koinonia; donde se enfatiza en el crecimiento espiritual catequético, que permita alcanzar la estatura adulta en la Fe; mediante la formación en la espiritualidad, la oración, meditación de la Palabra, la edificación espiritual y la fraternidad; debiendo suscitar el discipulado; tiene una duración de seis meses con encuentros semanales, encuentros periódicos con el párroco y encuentros generales de integración parroquial, vicarial, zonal, diócesis.

Ciclo Medio:

En este ciclo y después de haber vivido la experiencia comunitaria se busca que las personas vivan la Diakonia, es decir, el servicio; razón de ser del bautizado, llevando a las personas a reiterar su llamado como evangelizadores, al servicio concreto en la comunidad o en las parroquias. Las personas que acepten este llamado, son recibidas en el centro de formación de liderazgo pastoral de la CMM, realizando una formación de 1 año, una vez por semana, dos horas ¡Debe suscitar el apostolado!

Ciclo de Formación Continua:

La formación continua busca desarrollar y reactualizar nuevos conocimientos y capacidades en los agentes pastorales, para poder realizar la acción transformadora del Evangelio; por tal motivo la CMM; cuenta con un plan de formación continuo para los líderes y agentes pastorales, con un buen número de formadores, entre ellos varios sacerdotes y diáconos de la arquidiócesis de Manizales y con los espacios físicos para cumplir con este importante objetivo.

Módulos de formación:

Formación en biblia, Apologética, Espíritu santo, Familia, Sacramentos, etc.

Presencia de la comunidad en Colombia y el mundo:

Actualmente la CMM está presente Manizales y varios municipios de Caldas, Pereira, Popayán, Cali, Bogotá, Medellín, Aguachica, en Ciudad Juárez- México; en Estados Unidos (Chicago, el Paso y Lincoln), España (Barcelona, Tarragona), Alemania, Venezuela (Colonsito) y contamos con pequeñas comunidades en Ecuador, Argentina, Chile, Perú.